Ermita del Cristo de Villajos


Ermita del Cristo de Villajos

Se encuentra a 4 km. hacia el norte de la población, junto a la carretera que conduce a Miguel Esteban. Tiene su origen en la iglesia del pueblo de Villajos, despoblado a finales de la Edad Media. En 1575 consta que estaba bajo la advocación de Nuestra Señora de Villajos, cuya imagen posiblemente es la descubierta hace unos años en el interior de uno de sus muros y que puede considerarse de hacia 1300 y de estilo románico de transición.

La ermita decayó hasta que fue reedificada hacia 1663 ya en estilo barroco, para ser el centro del culto a la imagen del Cristo de Villajos, cuya fiesta como Patrón de esta villa fue instituida en 1669. El exterior fue remodelado a principios de los años ochenta del siglo XX tratando de darle un pretendido estilo románico.

El interior es lo más interesante del edificio. La nave longitudinal se cubre con bóveda de cañón con lunetos y falsos ventanales. La nave de crucero tiene en sus extremos secciones de bóveda de cañón; su parte central esta rematada por cúpula sobre pechinas. El testero es plano y cuenta con un retablo que imita el original barroco destruido en 1936.