Sabías que

En los primeros tiempos de Semana Santa en Campo de Criptana era costumbre que unos niños vestidos de "ángeles" acompañaran a los pasos. Los niños llevaban vestidos con muchas puntillas, unas alitas de seda a la espalda que iban moviendo y un crucifijo en las manos.