Sabías que

Según la tradición talmúdica, las mujeres nobles de Jerusalén acostumbraban a dar una bebida narcótica a los condenados para insensibilizarlos contra el dolor. También cuando Jesús llegó al Gólgota le fue ofrecida por mujeres judías, probablemente y no por soldados dicha bebida -vino mezclado con hiel-, pero Jesús la rechazó (Mc., 15,23) porque quería soportar con plena conciencia los tormentos que se avecinaban (Mc.14,25).