Sabías que

En los Jueves Santos de la posguerra se daba la tradición del Lavatorio, que consistía en lavar los pies a doce pobres de la localidad, al igual que hizo Jesús con sus apóstoles durante la Última Cena. Pasarón los años y en los 70 el Lavatorio se cambió haciéndose a doce niños que acompañaban la procesión del Domingo de Ramos.